Glaciología

Glaciares de Chile

Antártica

PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE ANTARTICA

¿Antártica es un Continente?

Si, y está dividida en 3 sectores principales: Antártica Oriental, Antártica Occidental y la Península Antártica, todas las que tienen historias geológicas distintas. Cuando se convirtió en un continente? Antártica Oriental se ha distinguido como placa continental desde Gondwana (200 Ma) y hay coincidencia que se separó desde Australia constituyéndose en continente independiente en el Cretácico, hace unos 43 Ma. La historia de Antártica occidental es más compleja y se estima que el paso Drake (que la separa del Sur de Sudamérica), también se abrió alrededor de los 43 Ma.

¿Cómo sería la Antártica sin hielo?

Sería sólo un continente en el sector oriental, rodeado por archipiélagos, con una altura promedio de 450 m.

¿Existen minerales en la Antártica?

Se han encontrado minerales, pero las bajas temperaturas dificultan las excavaciones. Hallaron carbón en los montes transántarticos

¿Se han encontrado meteoritos en la Antártica?

Sí, los geólogos han descubierto miles de ellos sepultados entre las capas de hielo. La mayor parte habría caído entre 700.000 y 100.000 años atrás. En 1982 se encontró un meteorito que, supuestamente, viene de la luna.

¿Hay petróleo en el mar circundante?

Se ha encontrado petróleo principalmente durante perforaciones en el mar de Ross (1973), sin embargo, un acuerdo firmado en 1991 entre las naciones del tratado Antártico, descartó la explotación comercial de cualquier mineral.

¿Existe algún volcán activo?

Es posible encontrar volcanes activos en la tierra de Ellsworth y en la tierra de Marie Byrd. La mayor actividad volcánica Antártica tiene lugar en el arco de Scotia.

¿A quién pertenece la Antártica?

Ha habido una serie de disputas sobre la propiedad del quinto mayor continente del mundo. Los hallazgos recientes de petróleo y gas, han revivido el debate sobre el futuro de la Antártica. Entre 1908 y 1942, siete naciones decretaron su soberanía en distintas franjas de su territorio, a mediados de los años cincuenta Chile, Argentina, Gran Bretaña, Francia y Australia establecieron bases en ella.

En el año geofísico internacional (1958), se instó a la colaboración mutua entre las distintas naciones. En 1959, doce países firmaron el tratado Antártico, en el que se comprometieron a conservar la zona para la investigación científica, sin fines militares ni estratégicos.

¿Qué es el Tratado Antártico?

El tratado Antártico es un acuerdo político – jurídico que pretende evitar cualquier virtual conflicto en el continente por problemas de soberanía, basándose en la necesidad de la mantención y preservación de la Antártica como una reserva natural ecológica de la humanidad. Gracias a lo anterior, se ha logrado una moratoria en la explotación de minerales de la Antártica por un plazo de cincuenta años. El protocolo de Madrid de 1991 declaró la Antártica como una reserva natural consagrada a la paz y a la ciencia.

¿Se derrite la Antártica?

En 1978, el visionario John Mercer indicó con gran acierto, que la desintegración o desaparecimiento de las formas de hielo flotante de la península conocidas como barreras de hielo sería «un signo que un peligroso calentamiento comienza en Antártica» esto se debe a un desplazamiento de la isoterma 0º C hacia el sur producto del calentamiento atmosférico. Esto ya ha afectado a barreras como la de Wordie y ha generado la notable desaparición de la barrera de Larsen norte. (Rott et al., 1996).

En un escenario más catastrófico, si el calentamiento alcanza 8º C, la isoterma 0º C de verano alcanzaría los frentes de las enormes barreras de Filchner – Ronne y Ross, que podrían comenzar a desintegrarse, lo que causaría efectos desastrosos para la estabilidad del hielo continental de la Antártica occidental (West Antarctic Ice Sheet, o WAIS)

Según el punto de vista glaciológico tradicional, estas grandes barreras son fundamentales para estabilizar o contener el flujo de hielo proveniente del interior del WAIS, cuyos hielos yacen varios centenares de metros bajo el nivel del mar, situación que condiciona la naturaleza «marina» del WAIS y lo torna inherentemente inestable frente a un gatillador externo como el aumento de las temperaturas.

Esta inestabilidad del WAIS constituye desde hace mas de un cuarto de siglo, el gran problema insoluto de la glaciología. Si bien es cierto que hoy día se conoce mucho más sobre el WAIS, su inestabilidad es aún un tema ampliamente discutido (Oppenheimer, 1998), pero cada vez más relevante debido al calentamiento que esta ocurriendo en la Antártica.

Siguiendo la predicción de Mercer, nada «grave» debería ocurrir en los próximos 150 años, período de tiempo requerido para que suba la temperatura atmosférica en 8º C, de acuerdo a la tendencia observada en la península en las últimas décadas. Bajo esta perspectiva nadie duda que si ocurre un calentamiento de 8º C, estaría en grave peligro la estabilidad del WAIS, amenazando con un ascenso global de los océanos en 5 m. Sin embargo aún en este escenario, la Antártica oriental permanecería estable, debido a que la temperatura media anual del EAIS es menor a -30º C, requiriendo un calentamiento mucho mayor para comenzar a derretirse.